Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

21Enero2018

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

LA PARTICIPACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD SOCIAL, LA BASE DE UN MEJOR COAHUILA

Por: Lic. Marta Laura Carranza Aguayo

La definición de democracia nos ha sido explicada con claridad desde nuestros primeros años de estudio. El significado etimológico de la palabra proviene de demos que significa pueblo, y de kratos que significa poder o gobierno; la democracia por tanto se traduce en el poder del pueblo de elegir a quien lo gobierna.

Históricamente, el desarrollo democrático al que aspiramos, comprende la participación social organizada de las y los ciudadanos como aspecto fundamental de la toma de decisiones. La sociedad debe tomar parte en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas públicas, así como en las tareas de contraloría social sobre el desempeño de quiénes son servidores públicos.

En México, la participación social y comunitaria, ha encontrado siempre una expresión continua de trabajo solidario y comprometido, prueba de ello es la rica tradición de las comunidades de las labores realizadas en grupo, en beneficio de la comunidad. Por tanto, la participación social y comunitaria debe ser considerada dentro de las políticas públicas de gobierno, como la forma más viable para responder a las necesidades; compartir el poder con los ciudadanos no es perderlo sino ganar gobernabilidad, y en respuesta, esta participación generará consensos, propuestas y contribuirá a la toma de decisiones apegadas a las necesidades que requieren ser satisfechas.

Desde el inicio de la actual administración estatal, se ha hecho énfasis en promover lo anterior a través de una corresponsabilidad que permita a Coahuila ser un mejor estado. La comunidad se hace responsable de su propio desarrollo y se origina una nueva actitud para con quienes gobiernan, al no esperar que éstos resuelvan sus problemas, sino a resolverlos ellos y ellas mismos (as) en la medida de sus posibilidades, tratando de asegurar en todo momento el bienestar general.

Este mismo modelo de participación social – corresponsabilidad, es una de las características fundamentales de los programas instrumentados por la Secretaría de Desarrollo Social. Quienes estamos comprometidos con el desarrollo social y humano, día a día realizamos nuestro mejor esfuerzo para que los beneficios de cada programa y acción social lleguen a donde deben estar.

La sociedad coahuilense, representada por integrantes de la iniciativa privada, comerciantes, expertos (as), OSC´s y voluntarios (as), brindan toda su experiencia con el objetivo de mejorar la gestión pública. En poco más de 100 días de haber iniciado la actual administración, la aplicación de los programas está beneficiando a habitantes de todos los municipios del estado. El éxito de programas como el Banco de las Mujeres, el Banco de Materiales y los Centros Comunitarios y Comedores para personas Adultas Mayores, ha sido precisamente por la participación de los habitantes de este gran estado, quienes los generaron, promovieron, y contribuyeron a su instrumentación.

En virtud de lo anterior, el Plan Estatal de Desarrollo cuenta con ocho líneas de acción estratégica, de las que destacan el mejoramiento de la competitividad y la construcción de indicadores que permitan evaluar el cumplimiento de los planes y programas, con lo que se garantiza la transparencia en el uso de recursos y en la implementación de políticas públicas, al mismo tiempo de promover la participación responsable de la sociedad civil organizada en la ejecución de las mismas.

A través de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO), se ejercerán 471.8 millones de pesos para los programas de protección social, que funcionarán en este formato de corresponsabilidad atendiendo cerca de 300 mil familias que serán beneficiadas con apoyos alimentarios, más de 5 mil beneficiarios en 84 comedores, 404 mil paquetes de útiles escolares, así como 60 mil zapatos y 561 mil uniformes para estudiantes cursando kínder, primaria y secundaria.

Es necesario seguir trabajando en equipo para que Coahuila siga estando en los primeros lugares de abatimiento a la pobreza y la desigualdad.

El poder de hacer y ser queda entonces en las manos de la ciudadanía, de la sociedad coahuilense que en su gran diversidad tiene conocimiento de lo que se está haciendo en su favor y colabora para que sea hecho de manera correcta.

 



ULTIMOS DE Marta Laura Carranza Aguayo

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook