Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

21Octubre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

FECHA por 

El efecto de las acciones conjuntas en el medio ambiente.

Seguro la mayoría hemos escuchado sobre la Ley de Causa y Efecto.

En palabras breves, se refiere a la relación que se da entre dos sucesos simultáneos  cuando el primero produce el segundo. Algunos la reconocen como tal; otros, simplemente no le dan crédito a los temas asociados con la metafísica y lo basan en la casualidad de las cosas. Sin embargo, actualmente es imposible dejar de reconocer la existencia de hechos que, sin duda alguna, son la consecuencia (efecto) de diversas acciones (causas) generadas por la naturaleza o por el hombre, sean éstas por casualidad o por causalidad; por la física o la metafísica.

Para mencionar un ejemplo básico, veamos las cosas desde el rubro medioambiental. Primero es necesario determinar el concepto de medio ambiente. Gabriel Quadri[1] lo refiere a diversos factores y procesos biológicos, ecológicos, físicos y paisajísticos que, además de tener su propia dinámica natural, se entrelazan con las conductas del hombre. Este entrelazamiento puede ser positivo o negativo y reflejarse en todos los ámbitos de la vida humana, tales como social, cultural, económica y de éste con su entorno, por decir algunas. Entonces podemos afirmar que al formar parte de un medio ambiente, debemos considerar que nuestras acciones tienen un impacto en el mismo.

Durante los últimos años se han presentado de manera más recurrente diversos impactos para la humanidad, tales como tormentas, huracanes, terremotos, aumentos y disminuciones radicales de la temperatura, entre otros sucesos; los cuales han provocado graves daños en la salud de las personas (generación de epidemias o muertes por enfermedades del sistema respiratorio), sin menoscabo de la destrucción a la infraestructura de las ciudades, y los bienes producto del trabajo en el campo. Estos sucesos no son más que los efectos generados por nuestra interacción negativa e irracional con el entorno natural y que comúnmente lamamos calentamiento global o cambio climático, debido al uso indebido de los recursos naturales, la contaminación de la industria, la falta de acciones de prevención, entre otras causas.

Hace días, tuve el honor de participar en las mesas de trabajo para la elaboración de las políticas públicas en materia de cambio climático. El esfuerzo de la autoridad ambiental estatal, convocó la participación de la sociedad civil, de los sectores educativo, empresarial y gobierno, a fin de conjuntar opiniones y propuestas que conformarán un documento que servirá para que sociedad y gobierno, podamos -de una manera comprometida y responsable- realizar diversas acciones para prevenir, contrarrestar y disminuir los efectos adversos derivados del calentamiento global.

Para que el esfuerzo muestre resultados, no puede, ni debe ser de un solo sector. La responsabilidad es de todos como usuarios de nuestro entorno.

Para ver efectos positivos o por lo menos, no tan negativos, busquemos causas colectivas, como ahorrar energía, reutilizar materiales y cuidar los recursos naturales, principalmente los no renovables.

 

mayte cepeda

@mayteeeee

facebook.com/mayte.cepeda



[1] Gabriel Quadri, Políticas Públicas. Sustentabilidad y medio ambiente, en prensa, Miguel Ángel Porrúa, México, 2006, p.22

 



Mayté Cepeda Valdés

Licenciada en Derecho, con Título de Suficiencia Investigadora en Derecho Ambiental y candidata a Doctora en Derecho por la Universidad de Alicante. Directora de Asuntos Legislativos de la Secretaría de Gobierno del Estado. Enfoque en los temas de medio ambiente y derechos humanos. Instructora de Yoga.

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook