Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

19Noviembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Saltillo Coahuila 20 de Febrero 2012

 

De los apuntes de Miguel Angel De la Torre Cruz

 

¿Cómo vamos a hablar si no escuchamos.?

 

Todo un arte poder cerrar los ojos y como un maestro nos decía: "¡abrid las entendederas!"

 

Será tan complicado contemplar, habrá que atender a un estudio, profundo, filosófico, una disertación del pensamiento, o bien haciendo todo eso a un lado, poner la vista en un sitio, apuntar al objetivo que el alma identifique de interés, perderse en el silencio de la expresión, buscando escuchar que me quiere decir.

 

“Según Hegel, la contemplación es la superación de la esfera de la esencia, la relación de Idea y Concepto al término del proceso, …: la lucidez pura”. (POLO, Leonardo.   Hegel y el Posthegelianismo   2ª ed. Pamplona: EUNSA, 1999.   pp. 175-241)

 

"...esto es lo que los dioses nos han transmitido como método de búsqueda, de descubrimiento y enseñanza; pero los sabios de hoy día hacen lo uno al azar, más rápido o más lento que lo necesario y, luego de lo uno ponen inmediatamente lo infinito; en cuanto a los mediadores, los ignoran,... no hay que ir inmediatamente a lo uno...". Platon; Filebo; 16 e; 18 b (tomado de http://contemplataaliistradere.blogspot.com/)

 

El director de una obra de teatro, previo a la disposición de la coreografía, al desarrollo del carácter de cada uno de sus personajes, a la vida que cobrará el guión y sus historias, habrá de sumirse en lo profundo del ser y gozará con un hermoso ejercicio de Contemplación, traerá a escena la partitura, el ambiente, la temperatura de cada elemento. Contemplar, no será un fin, sino una herramienta eficaz que permita imaginar, plasmar en el lienzo de las posibilidades, los sonidos y los colores que hagan explosión con la chispa de lo que ahí encuentre. Contemplar es apreciar con dulzura como se dan las cosas, y así obtener de ellas un conocimiento, que a buen fin, habrá de provocar un cambio en nuestra conducta, tendrá, como dicen los educadores, un aprendizaje.

 

No hay tiempo suficiente para contemplar, es mejor contemplar el tiempo para que sea suficiente.

 

Son filósofos verdaderos aquellos a quienes gusta contemplar la verdad. (Platón)

 

El grado sumo del saber es contemplar el por qué. (Sócrates)

 

Contemplar un grano de arena, las estrellas, una flor del campo, admirar la mano de un bebé, el gesto cariñoso de mamá… mucha tarea… basta mirar y admirar en el tiempo y lugar que nos ha correspondido, y ser consecuentes y prudentes que “…a veces nos paramos tanto tiempo a contemplar una puerta que se cierra que vemos demasiado tarde otra que se abre.” (Alexander Graham Bell, Científico e inventor escocés).

 

Contemplar es una necesidad vital que nos ayuda, no a entender, sino a atender los pasos en el camino que recorremos. Y como dice el lema de los Dominicos: “Contemplari et contemplata aliis tradere» ('contemplar y dar a otros lo contemplado').

 



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook