Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

12Diciembre2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

De los apuntes de Miguel Angel De la Torre Cruz

La neblina es un filtro natural que agudiza nuestros sentidos para transcender más allá de lo que nuestra parca visión puede percibir. Así es posible que unos tengan la oportunidad de ser más sensibles a los sonidos, otros más de singulares olores. También los hilos que estiran los reflejos, las atenciones, la imaginación, son movidos con la mayor presteza posible, para conducirnos entre las densas nubes que tocan el suelo.

 

Lo curioso es que nos vemos forzados, casi sin darnos cuenta, a crear un orden, mismo que nos llevará a fabricar una seguridad en nuestro andar, una precaución en nuestro proceder.

 

Cierto es que estos beneficios, del fenómeno atmosférico, pudieran ayudarnos a hacer un paralelo en nuestro comportamiento diario, aquel en que no queremos por ningún motivo, ser sujetos de una neblina. Mas bajando al terreno del propio conocimiento, producto de un serio ejercicio de humildad, es un momento muy fructífero y generador del orden, que nos podrá llevar a alcanzar nuestros sueños.

 

Los actos que como en la música, son la combinación de notas que se emiten simultáneamente, y son conocidas como armonía, son la capacidad para tener presente los diversos eventos de nuestra vida para que suenen en su conjunto como una bella pieza.

 

Esa combinación de sonidos producen sensación de perfecto acorde: la armonía del sonido es asombrosa en la conveniente proporción y correspondencia de unas cosas con otras: su belleza radica en la armonía de sus facciones.

 

“Hemos aprendido a expresar los más delicados matices del sentimiento al penetrar más profundamente en los misterios de la armonía.” -Robert Schumann

 

Si bien debemos hacer una a una las cosas como en una hermosa melodia, hay que tener en cuenta todos sus aspectos y en una operación multitarea alcanzar nuestras metas.

 

La armonía en nuestros pensamientos, tiene ciertos puntos que habrá que afinar, algunos preferirán ser líderes de sus proyectos y otros sólo se conformarán, con ser veloces seguidores de los otros. Armonía será entonces, la manera de aprovechar nuestro conjunto de inquietudes que alguna vez hemos llamado estrés, para ordenarlas y generar un fruto.

 

Habrá que tener la capacidad para crecer en la delicadeza de nuestro desempeño, como dice SENECA: “La armonía total de este mundo está formada por una natural aglomeración de discordancias.”

 

James Allen, dice que la armonía es un estado cuya expresión espiritual es el amor.

 

“Y si tú me recuerdas alguna vez en solitarias horas, no será por los triunfos y laureles que siembre a fortuna en mi camino, sino por la recóndita armonía que vibró de tus ojos en mi mente, y arrancó, reflejada en mis cantares, tal vez una sonrisa de tus labios.” -Marcelino Menéndez Y Pelayo



DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook