Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

29Mayo2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Dogma de Fe


La palabra Navidad es una abreviación de natividad, significa nacimiento y con ella se celebra el 25 de diciembre como el día en que el mundo cristiano recuerda la llegada de Jesús hace poco más de 2000 años. La biblia, no menciona jamás la fecha de su nacimiento y los evangelios Mateo y Lucas, los únicos dos que mencionan algo al respecto, relatan solo vaguedades al respecto. Algunos estudiosos han asegurado como poco probable que haya nacido el 25 de diciembre de hace 2011 años y fijan algunas pistas en las sagradas escrituras que podrían revelar que Marzo es el mes en que nació el Nazareno.

De acuerdo a muchos historiadores, la celebración de la Navidad se creó para competir con las fiestas paganas celebradas en ese tiempo en diciembre. El 25 de diciembre era sagrado para los romanos que festejaban al llamado Sol Invictus y al dios Saturno. Ellos creían en su renacimiento durante el período del solsticio de invierno. Los persas por su parte creían que ese día había nacido Mitra cabeza de su religión el Mitraísmo. Esos dos dioses fueron los principales rivales del cristianismo en ese período de tiempo.

Fue probablemente hasta el siglo 336 de esta era que el Emperador Constantino convirtió oficialmente esta tradición pagana en el nacimiento de Jesús. Incluso, muchas de las costumbres navideñas más populares como el árbol de navidad, los regalos y Santa Clos, son encarnaciones modernas de antiguos rituales paganos.

Los expertos creen que no existe evidencia para creer que San Nicolás, después transformado en Santa Clos haya siquiera existido y aseguran que como en otros festejos, se han hecho a base de ir recogiendo costumbres y hechos de la antigüedad.

Por su parte, la costumbre de instalar el árbol de navidad es una tradición alemana que data del siglo 16 y que recogía el hecho de cuando los cristianos adornaban sus casas. El escritor inglés Charles Dickens narra en la Inglaterra de 1850 como se adornaban estos arboles con pequeñas muñecas, joyería, frutas y dulces.

El hábito de regalar en esta temporada ha sido adaptada de la historia de los tres reyes magos (de los cuales tampoco existen evidencia de su existencia) cuando llegaron a Belén a presentar sus respetos al nacimiento del hijo de Dios regalándole oro, incienso y mirra, que a través de los años evolucionaron en regalos tan absurdos como una botella de whiskey o un XBOX 360.

 

 

 

 

La evidencia disponible nos dice entonces que Jesús no nació un 25 de diciembre, y que celebrar su llegada al mundo en ese día fue impuesto por los antiguos cristianos en el concilio de Nicea y que se hizo para empatar las fechas con celebraciones paganas que rivalizaban con el cristianismo. Que San Nicolás no existió, y que su figura fue un invento traído de Turquía y adaptado por los países escandinavos. Que el árbol de la navidad tiene un origen muy distinto al que hoy le damos y que la costumbre de regalar fue tomada de los reyes de oriente de quienes tampoco existe certeza y que los regalos, los dados y los recibidos, han sido muchas veces la ocasión para empobrecer nuestro espíritu atrapado por la publicidad y mercadotecnia de las grandes cadenas comerciales.

Pero a pesar de todo esto, en la celebración de la Navidad, en donde hemos preferido no conocer su origen y mucho menos su verdadero significado, el sábado 24 por la noche correremos a casa de nuestras familias a celebrar algo que en verdad desconocemos. Aprovecharemos la oportunidad para reunirnos con viejos amigos y recordar mejores tiempos en los que se podía caminar por las calles con seguridad. Intentaremos al menos por un día reconciliarnos con el mundo y darnos la oportunidad de tener en el año al menos un día de paz, cosa que no lograremos.

Celebremos encerrados pues en nuestras casas esta navidad y tengamos mucho cuidado si este sábado por la noche tocan a nuestra puerta una pareja de mexicanos pobres, un hombre y una mujer, que vienen con el cuento de que ella esta a punto de dar a luz y no tienen un solo peso para ir al hospital. El hombre, de aproximadamente 30 años le pide posada para el y su esposa que ronda apenas los 15. ¿Usted que haría? ¿Les abre la puerta?. Feliz navidad a todos.



MAS EN ESTA CATEGORIA « Irak, espejo de México

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook