Screen

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

25Junio2017

Edición No. 233 Del 19 al 25 de Octubre de 2015

Una lección de valentía, esfuerzo, ímpetu y pundonor nos ofreció Irving, el chico que se rehabilita en el CRIT Saltillo de la Fundación Teletón, que para sorpresa y alegría de quienes lo recibimos en la meta, recorrió 5 complicadísimos kilómetros en la carrera “5 K Ayudándolos a llegar al CRIT”

Habían transcurrido aproximadamente 20 minutos desde que el último competidor arribó a la meta, se había celebrado ya la premiación correspondiente, cuando se anunció a los presentes, que estaba por arribar el competidor mas importante de la carrera. Nadie sabíamos de quien se trataba, pues pocos lo habían visto comenzar su recorrido, y cual fue nuestra sorpresa que a escasos metros, venia acercándose a la meta Irving, un joven valiente, y fuerte que padece parálisis cerebral. Caminaba con dificultad, sin embargo venciendo su discapacidad, había finalizando un recorrido que, todos quienes lo llevamos acabo acordamos, había sido muy complicado.

Llegó así, regalándonos una sonrisa, emocionado por ver tanta gente esperarlo, incluso su emoción fue tanta que al escuchar los aplausos y gritos de apoyo, a 10 metros de la meta sus pies se entremetieron y tropezó, callo con un duro golpe sobre el asfalto, pero inmediatamente se levanto y siguió avanzando. Es difícil expresar lo que el corazón de todos los que estábamos allí reunidos sintió al ver aquel chico darnos una gran lección.

Quienes vivimos la ternura, la admiración, la confianza, incluso la solidaridad, que aquel chico nos regalo, pensamos y entendimos de inmediato la causa del Teletón. Personalmente después de haberlo visto cruzar la meta concluí que mi donativo, que había sido solo el costo de aquella carrera, era en realidad muy poco, sin embargo pensé que tiempo, las ganas y la voluntad que regale en esa carrera, completaron un pequeño donativo que ayudaría este año a la causa que el Teletón abandera.

A titulo personal, cada uno de nosotros puede pensar lo que desee de actividades como estas, que son un engaño o fraude, que al jugar con los sentimientos de las personas una televisora se hace de publicidad, que puede convertirse en una especie de lavado de dinero, o incluso de evadir la responsabilidad de las empresas en el pago de sus impuestos. Cierto es, que la cantidad de 471,472,925 millones de pesos que logró reunir este año reunió el Teletón de Televisa, es enorme, sería muy lógico pensar que en el dinero recaudado habrá malos manejos, y/o desvío de recursos.

Aquí esta la disyuntiva, por un lado se puede tener la suficiente confianza y valor, para participar en una causa como esta, que a pesar de todo es una causa noble, otorgar el beneficio de la duda, y aportar; O de manera contraria se puede simplemente desconfiar, desacreditar y ser apáticos ante algo que sin duda es una realidad.

El dar es difícil cuando no nace desde el fondo del corazón, y en la época en la que vivimos el regalar tiempo y dinero lo es aún más. Las causas allí están, hay quienes decidirán luchar por ellas. No se necesitó más que ver a Irving luchar por llegar a la meta, para entender un contexto: No lo es abanderar el Teletón si no lo deseas, pero si es, curar a la niñez enferma, ayudar a la gente desprotegida, apoyar a quien más lo necesita, regalar alegría, y por que no, nunca dejar de luchar por difícil que parezca el camino.

Claudia Cristina Quintanilla Sánchez



MAS EN ESTA CATEGORIA « El fracaso

DEJA TU COMENTARIO

Ingresa datos requeridos(*) Código Básico HTML Habilitado

¡Síguenos también en las Redes Sociales!

TwitterFacefooter

twitter Facebook